General

Trailhead como devoción, no como obligación

Unos cuantos somos, más cada vez, los que hemos optado por Salesforce como tecnología base para nuestro desarrollo profesional. Una buena decisión aparentemente, tal y como menciona @carlosgar92 en su post “5 razones por las que aposté por Salesforce en mi carrera profesional… y tú también deberías”. Una de sus razones es la facilidad de formación; <<¡Touché! ¡Muy de acuerdo contigo compañero!>>

Quiero focalizar este post en uno de los puntos fuertes de la formación: Trailhead. Para esos perdidos que todavía no sepan qué es, Trailhead es una plataforma gratuita desarrollada por el propio Salesforce como campus virtual donde se ofrecen cursos gamificados para el autoaprendizaje. Trata múltiples temas del mundo Salesforce y desde diferentes perspectivas: desarrolladores, administradores o usuarios de negocio.

Uno de sus grandes fortalezas es que los cursos son tratados como juegos didácticos, es decir, tras un la explicación teórica del contenido, hay que completar un breve test o un caso práctico en tu propio entorno. En función de lo bien que lo hagas, obtienes puntos y chapas (badges) que por cierto son muy útiles para presumir con tus colegas.

Si ya has empezado en Salesforce, ¡primer punto para tí!

Si te está gustando Salesforce y quieres seguir aprendiendo, exprime Trailhead como inicio de tu aprendizaje, como base de preparación para tus certificaciones, o como primera toma de contacto con las nuevas funcionalidades que Salesforce introduce en cada release. Podrás conseguir muchas más puntos 🙂

Quiero hacer hincapié precisamente en esto último: exprimir Trailhead. No debemos verlo como una obligación, sino como una devoción. Una nueva funcionalidad de Salesforce no debe percibirse como una carga, sino como una oportunidad de conocer otra forma de realizar un proceso del negocio. No tenemos que tomárnoslo como un enlace de un mail spam para renovar nuestras certificaciones, sino como una nueva forma de estar al día. No es solo eso, sino que además nos enriquecemos como profesionales y mejoraremos nuestro currículum.

Sigue tu camino y marca tu propio ritmo; la clave para llegar a tu meta.

A fecha de hoy hay 544 módulos, 143 trails, 100 projects, 14 super badges todo ello explicado en miles de unidades. Muy difícil tiene que ser que no haya alguno (posiblemente muchos), que te sea atractivo, útil en tu día a día, o que mejore tu implantación Salesforce. Además, es importante dedicarle un rato cada semana, con 2-3 horas puede ser más que suficiente para estar al día. Ya seas un principiante o alguien con bastante experiencia y muchos proyectos a tus espaldas, es la mejor forma de aprender.

Pongamos unos ejemplos prácticos:

  • Primer caso – Día 1 en el mundo laboral: acabas de terminar tus estudios y te crees el rey del mambo. Te preguntas: <<He elegido Salesforce, ¿cómo debo empezar?>> Tras las primeras charlas de bienvenida, y la introducción a tu proyecto/departamento, empieza sacando 2-4 horas diarias para conocer esta nueva herramienta tan poderosa que ahora tienes entre tus manos. Accede a trailhead.salesforce.com, regístrate y empieza por los trails “Aprender Salesforce con Trailhead”, “Administrador principiante” o “Desarrollador principiante”. Crea tu propio entorno y trastea. Tras ello ya habrás aprendido qué es Salesforce, y habrás obtenido tu primer puñado de puntos y algunos badges.
  • Segundo caso – mejorar nuestra instancia Salesforce: eres un administrador con un año de experiencia en Salesforce y aún recuerdas tus primeros pasos un año atrás, <<qué joven e inexperto era >>. Ya tienes cierta autonomía, y ves que tus colegas de ventas siempre se quejan de que trabajar con el email y Salesforce es un poco redundante. Investigas en Trailhead, y descubres el módulo “Productividad de ventas” y el trail “Integrar Outlook y Gmail con Salesforce” . Haces un prueba en un Sandbox de tu instancia, preparas una propuesta al responsable de ventas, le gusta y empiezas con el desarrollo. !Los de ventas te deben una!
  • Tercer caso – preparar una certificación: ya empiezas a ser un experto y quieres demostrárselo a tus compañeros, pero sobre todo a ti mismo. Encuentras la guía de estudio “Salesforce administrator”, comienzas a estudiar el Trailmix de “Prepare for Your Salesforce Administrator Credential”, y te apoyas en la comunidad de Salesforce. Te presentas al examen de certificación y … ¡aprobado!
  • Cuarto caso – nueva Release disponible: tienes enmarcado tu nuevo título de administrador Salesforce, pero ya es hora de renovarlo. Para ello accedes a los enlaces del email que informan que los módulos de mantenimiento están disponibles. Accedes al módulo de “Administrator Certification Maintenance (Spring ’19)” y empiezas a leer. Haces los test y el caso práctico: ¡Enhorabuena, los pasas con éxito!. Has aprendido algo nuevo que, además, lo puedes poner en práctica en tu trabajo ¡Todo ventajas!
  • Quinto caso – de arquitecto a CTA: ya tienes un porrón de certificaciones y en tu pared difícilmente entran más marcos; ahora quieres ser CTA. Para ello mentalízate, remángate y a estudiar apoyándote en Trailhead. No obstante, para conocer este caso, mejor os leéis los posts de @eroldanro, un verdadero caso de éxito de Trailhead.

Un último apunte: recuerda que Trailhead es solo el principio. Una vez tengas las bases lánzate de lleno y complementa tu formación poniendo en práctica todo lo aprendido en tu trabajo del día a día. Siempre puedes seguir apoyándote en las Salesforce help, las Developer guides, o en el Trailblazer Community, donde encontrarás a una afable y colaborativa comunidad Salesforce que cada día es más grande. ¡Únete!

You Might Also Like...

1 Comment

  • Reply
    José Luis Almazán
    6 junio, 2019 at 6:57 am

    Estupendo post, sí señor. He de decir que los recursos para la formación en Salesforce hoy en día no tienen nada que ver con lo que había hace 10 años, cuando yo empecé en este mundo. Un grandísimo avance en ese sentido.

  • Leave a Reply